post

7 Averías más comunes en turbos, causas y explicación.

Como empresa del sector nuestra experiencia en la reparación y acondicionamiento de turbos, hemos obtenido una larga y extensa experiencia que nos gustaría compartir con ustedes, resumiendo aquí las 7 averías más comunes en turbos, causas y explicación.

Las 7 averías más comunes en los turbos por Turbos24h.com

Para ello, para comprender más fácil estas averías en nuestros motores les dejamos un glosario de averías y causas de estas en turbocompresores.

1. Desgaste en la compresora por exceso de velocidad.

Un de las primeras averías a tener en consideración son las relacionadas con el exceso de velocidad de la rueda debido a:

1.1 Potenciación del vehículo, potenciando el motor conseguiremos que la hélice gire más rápido.

  • Desgaste de los inyectores.

1.3 Mal funcionamiento de la geometría variable o su accionador (neumático o electrónico).

¿Cómo identificar esta avería?

Para ello tendremos que ver la rueda compresora por su parte trasera y podremos ver como esta está marcada con un síntoma llamado ¨piel de naranja¨ el cual se identifica por las características arrugas que presenta el material en su parte trasera, esto se debe a estrés al que se somete la pieza cuando es forzada a girar por encima de sus revoluciones y carga original.

Estos síntomas se pueden ver acrecentados y llegar a ocasionar mas daños a la estructura de la hélice y del eje que la acompaña, llegando a producir desgastes excesivos, picados, mellados y roces con la caracola.

Turbo roto desgastado por exceso de velocidadTurbo roto desgastado por exceso de velocidad

 

2. Desgaste de la rueda compresora por ingestión de componentes.

Otra avería que podemos distinguir fácilmente en la rueda compresora del turbo (hélice de admisión), serían las averías por ingestión de componentes.

¿Cómo identificar esta avería?

Los síntomas que usted puede notar en el motor con esta avería son:

2.1-Ruido excesivo.

2.2-Falta de potencia.

2.3-Hélice mellada, desgastada notablemente e incluso totalmente pulida.

¿Que produce esta avería?

Esta avería suele pro provocada por el impacto o roce de material con dicha hélice.

1-Trozos del antiguo turbo que no se hayan eliminado.

2-Partículas de material (tornillos, arandelas, válvula…) que pueden entrar desde alguna grieta en algún tubo de aire del turbo.

3-Absorción de su propia tuerca, este último punto se produce cuando el turbo está cargando y hay una perdida de caudal o presión de aceite lo que hace que el eje se frene al rozar con los casquillos. Dicho eje girando den carga máxima por encima de las 240.000 RPM, es comprensible que una tuerca que este apretada a contra giro se suelte con dicho frenazo. (Este ultimo punto esta relacionado con las perdidas de caudal y presión que más adelante serán explicadas con más detenimiento)

Turbo roto por ingestión de componentesTurbo roto por ingestión de componentes

3. Contaminación en el aceite.

El turbo trabaja básicamente con dos componentes, aire y aceite, ya hemos visto cómo se comporta el turbo cuando tenemos un problema con el aire que admisiona.

Ahora trataremos los problemas derivados de un aceite contaminado, para que un turbo o directamente un motor funcione adecuadamente, aparte de usar un aceite adecuado, deberá estar lo mas limpio e incorrupto posible, debido a las tolerancias que tiene tanto un turbo como un motor es necesario que el aceite este siempre filtrado y limpio.

Estas averías se provocan por:

3.1 Existencia de depósitos de carbonilla en el circuito de lubricación.

3.2 Contaminación de aceite nuevo, debido a que no se haya acondicionado una limpieza adecuada.

3.3 Aceite degradado, debido a, excesos de temperatura o estirar cambios de aceite.

  • Calidad y estado del filtro de aceite.
  • Desgaste del motor que haya depositado restos en el circuito de lubricación.

3.6 Fluidos que se estén mezclando con el aceite (agua, combustible…)

Este tipo de sucesos pueden acarrear en daños en su turbocompresor, recuerde que la tolerancia que tienen los casquillos y eje entre si es de en torno 4-6 micras.

Estas averías se detectan por los siguientes síntomas:

  1. Marcas y arañazos en piezas deempuje, eje y casquillo.
  2. Olor a combustible en el aceite.

Turbo roto por contaminación de aceiteTurbo roto por contaminación de aceiteTurbo roto por contaminación de aceiteTurbo roto por contaminación de aceiteTurbo roto por contaminación de aceite

 

4. Faltas de lubricación.

En apartados anteriores ya especificábamos que el turbo trabajaba con aire y aceite, ahora vemos averías por falta de aceite.

Estas averías son derivadas de:

  1. Mal mantenimiento de filtros de aceite.
  2. Filtros de baja calidad.
  3. Uso de siliconas o adhesivos en el acople de la bajada del turbo al cárter.
  4. Poco nivel de aceite.
  5. Calcificación de restos solidos de aceite que puedan taponar pasos o conductos de lubricación.
  6. Calcificación del aceite en el cuerpo central del turbo por apagar el motor de manera repentina.
  7. Insuficiente alimentación del turbo (caudal o presión por debajo de niveles) que no se hayan solventado antes de cambiar el turbo.
  8. Tubos y mangueras con pliegues, retorcidas…
  9. Desgaste del motor.
  10. Motor parado durante largos periodos de tiempo.
  11. Aceite inadecuado.

 

Estas averías se detectan por los siguientes síntomas:

  1. Restos de casquillo adheridos al eje del turbo.
  2. Eje marcado por los restos del eje y con síntomas de fricción.
  3. Casquillos y piezas de empuje marcadas y desgastadas en las zonas de contacto con el eje.
  4. Marcas de calor en el eje (tonos azules, violetas, amarillos…)

Turbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricaciónTurbo roto por falta de lubricación

5. Averías derivadas por sobrecalentamiento.

Dichas averías son derivadas de los siguientes problemas:

  1. Taponamiento (total o parcial), de cualquier parte del tramo de escape.
  2. Obstrucción de la geometría del turbo.
  3. Taponamiento u obstrucción de la EGR.
  4. Exceso de inyección.
  5. Perdida del poder de lubricación del aceite (el uso de aceites inadecuados o de baja calidad), recuerde que el aceite lubrica y refrigera la pieza.
  6. Reprogramación del vehículo.
  7. Apagar el motor en caliente.

 

Dichas averías son detectables por los siguientes síntomas:

  1. Perdida de potencia.
  2. Exceso de humo negro.
  3. Exceso de ruido.
  4. Ralentí inestable.
  5. Decoloración de las piezas del cartucho y turbina.
  6. Fugas de aceite por las carcasas.
  7. Taponamiento y dilatación del anillo del eje con la turbina
  8. Astillamiento, deformación y rotura alabes de la geometría y punteras de la turbina del eje.

Dichas averías son detectables debido al que la mayoría de componentes se deforman con dicho aumento de calor, unos solo llegan a decolorarse y otros tienden a deformarse alterando su forma y peso.

Turbo roto por sobrecalentamientoTurbo roto por sobrecalentamientoTurbo roto por sobrecalentamientoTurbo roto por sobrecalentamientoTurbo roto por sobrecalentamientoTurbo roto por sobrecalentamiento

6. Fallos derivados del funcionamiento incorrecto del actuador electrónico.

 

Esta pieza hace la función de la válvula de vacío, pero en vez de ser una capsula y una membrana que hace el vacío es un electromotor y un engranaje que hacen su función.

 

  1. Oxidación y fosfatación de los componentes electrónicos, esta avería se deriva de que la pieza ha podido recibir agua o trabajar con una humedad muy alta, lo que hace que los componentes electrónicos de esta den fallo.
  2. Exceso de vibraciones: en el caso de que la pieza trabaje con un exceso de vibraciones se puede ver afectada su parte mecánica produciendo holgura excesiva entre sus componentes.
  3. Mal uso o trato a la pieza: Si se golpea la pieza o se fuerza su funcionamiento.
  4. Entrega de potencia ineficiente: Que la electrónica trabaje más lento o rápido de lo que debe ahogando o sobre acelerando el vehículo, cuando se da esta avería es muy importante determinar si la produce la propia electrónica o hay una avería que hace que esta se comporte así.
  5. Conectores desgastados: Si los conectores entre el actuador y el vehículo están dados de si o desgastados no harán una conexión correcta y provocarán fallo en la pieza.
  6. Fallo en el cajetín de tornillería: Si el motor eléctrico que lleva esta pieza trabaja con un exceso de corriente eléctrica o sobre esforzado porque se le impida una correcta apertura y cierre, suelen desprender ceniza debido al sobre esfuerzo, que seca la grasa que lleva estas piezas dentro lo que provoca que trabajen lento y se rompan por exceso de fricción, también se rompen los tornillos que llevan dentro por forzar el funcionamiento desde fuera del actuador empujando desde la veleta.

 

7. Fugas de aceite.

Aparte de una rotura de componentes del turbo, puede haber otra serie de síntomas que le pueden producir una fuga de aceite en el turbo, posibles causas:

  1. Exceso de aceite: si el nivel de aceite supera lo especificado por el fabricante, no tendrá espacio para circular con libertad lo que provocará un exceso de presión en el circuito de lubricación haciendo que el turbo fugue aceite por las caracolas.
  2. Tubo de bajada de aceite al cárter taponado, deformado o doblado: Por mínima que sea esta causa, aumentará la presión en el circuito de lubricación provocando la fuga de aceite por las caracolas.
  3. Aumentos o descensos de presión en las hélices del turbo que alteren su velocidad de giro, provocara que dicha diferencia de presión entre el exterior y el turbo haga que la turbina fugue aceite.
  4. Tiempo excesivo a ralentí: Mismo síntoma que antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *